Blog
Aceite de Oliva: Un poco de historia

Aceite de Oliva: Un poco de historia

Aceite de Oliva

Aceite de oliva

El aceite de oliva es un producto que ha estado relacionado con la historia de la evolución de la humanidad.

Desde tiempos muy antiguos los hombres han asociado el uso de este tipo de aceite a numerosas actividades de diversos ámbitos de su vida.

El olivo se ha considerado el árbol milenario de la sabiduría y la paz, ha representado siempre una fuente de riqueza y alimento y desde hace mucho tiempo en la historia se pueden encontrar referencias a diversos usos que los hombres han otorgado a este oro líquido.

Las primeras producciones de aceite de oliva se encuentran en lo que hoy día es Siria, Palestina, Israel y Líbano donde la humanidad comprobó que era posible conseguir aceite mediante su extracción de aceitunas silvestres.

Fue en Egipto en el año 2000 antes de Cristo cuando el hombre comenzó a cultivar el olivo ya que había comprobado sus importantes beneficios como producto cosmético. Además, los egipcios asociaban el aceite de oliva a un producto purificante, digno de rituales religiosos por lo que en sus cámaras funerarias introducían vasijas y ánforas que contenían este producto.

Del mismo modo, en la Biblia también se pueden encontrar referencias al olivo y al aceite que se puede obtener de él como producto destinado a determinados usos espirituales. Así, este aceite era la base del ungüento empleado en la unción y se utilizaba como combustible para iluminar el interior de los templos religiosos.

A mediados del segundo milenio antes de Cristo, cuando se produjo la conquista de Creta, tiene lugar la expansión de la producción oleica ya que se lleva a cabo la documentación del proceso por el cual es posible obtener este producto.

La producción y comercialización del aceite de oliva inició una época dorada, comenzó a llegar a diversos puntos y empezó a utilizarse en otros ámbitos. Así, en las competiciones olímpicas de Grecia los atletas se ungían con un ungüento formado por aceite de oliva y cenizas, lo que representaba una forma antigua de jabón, que posteriormente se limpiaban con un artilugio de bronce conocido con el nombre de estrígil.

Con la expansión de todas las culturas el olivo ganó más importancia

Fueron los fenicios, uno de los más importantes pueblos comerciantes de la antigüedad, quienes llevaron el cultivo del olivo a las costas mediterráneas a lo que actualmente se conoce con el nombre de Andalucía.

Era el siglo XI antes de Cristo cuando este producto hizo su aparición en esta zona, donde comenzaría una época destacada de su historia, alcanzando una producción muy importante.

De este modo esta comunidad de España se convertiría en una de las más importantes productoras del conocido como oro líquido tan apreciado y venerado hoy día.

pagosdetoral.com

Commentarios

commentarios

Copyright 2012 Pagos de Toral. Powered by WordPress | Diseño adaptado por ICstudio