Blog
El aceite de oliva virgen extra en las papillas infantiles

El aceite de oliva virgen extra en las papillas infantiles

No hay duda de que los purés preparados en casa son la mejor manera de que los pequeños se vayan acostumbrando a todo un mundo de sabores. El cambio de alimentación a las papillas infantiles supone un paso muy importante en el desarrollo de tu hijo, en sus rutinas alimenticias y en la comida que hasta ahora conocía.

Por eso, este es el momento adecuado para introducir en su dieta esas grasas saludables como las del aceite de oliva virgen extra que deberían acompañarlo en su alimentación durante toda la vida.

Una papilla más sabrosa con el aceite de oliva virgen extra

El puré de verduras suele ser uno de los primeros platos que se introducen en el menú del bebé cuando éste abandona la lactancia o empieza a combinarla con otro tipo de alimentos. Es un plato muy nutritivo que hará que a tu pequeño no le falte ninguno de los elementos imprescindibles para un desarrollo saludable.

Pero no solo hay que pensar a nivel nutricional. También los sabores desempeñan un papel importante en esta fase de su crecimiento por lo que es recomendable acostumbrar su paladar a toda una serie de alimentos sanos.

El aceite de oliva virgen extra es un complemento perfecto en la dieta de un bebé que empieza a descubrir la alimentación sólida o semisólida, como es el caso de las papillas infantiles.

¿Qué aceite utilizar en las papillas infantiles?

Los pediatras suelen recomendar que a partir de los 6 meses de vida los bebés empiecen a consumir otro tipo de alimentos a parte de la leche (ya sea materna o preparada). Las papillas de verdura, de carne o de pescado elaboradas con ingredientes frescos y de temporada son la mejor opción para introducir este cambio de manera progresiva.

Pero una papilla natural para bebé no es como el puré de los adultos. En primer lugar, porque no se utiliza sal y en segundo lugar porque el uso de otro tipo de condimentos está muy restringido.

¿Cómo darle entonces más sabor y consistencia a estos platos? Los especialistas recomiendan añadirles una cucharadita de aceite en crudo antes de alimentar al pequeño. Para ello se utilizará un aceite de baja acidez (el de 0,4º está bien) justo cuando llegue la hora de comer. El aceite de oliva aporta mayor solidez a la comida y, además de ser una fuente indiscutible de grasas sanas, ayudará a que el pequeño digiera mejor sus papillas y no se presenten problemas de estreñimiento.

Commentarios

commentarios

Copyright 2012 Pagos de Toral. Powered by WordPress | Diseño adaptado por ICstudio